domingo, 15 de noviembre de 2009

JOSE LUIS ABAJO:
LA MEDALLA ESPERADA

Hay medallas que se esperan y otras que se hacen esperar. En el caso de la esgrima olímpica española esa espera ha sido de más de 100 años. Desde la primera aparición de tiradores españoles, la del duque de Gor en Paris, a título individual, o la primera oficial como equipo en Ámsterdam 1928, con muy buen papel por cierto, hasta Pekín 2008 se ha estado esperado el primer podio en la única modalidad olímpica de origen español.
Entre medias se han logrado medallas en europeos y mundiales, se han ganado muchas competiciones de la Copa del Mundo, pero ,una vez tras otra, los floretes, espadas y sables españoles se estrellaban en la roca olímpica.
Finalmente ha sido un madrileño, no podía ser de otra manera porque los tiradores de la capital llevan muchos años monopolizando el dominio español
de la esgrima, quien lograra la esperada recompensa.
José Luís Abajo, (Madrid ,22/06/78), no era un novato en estas lides, en 2006 había logrado la medalla de plata por equipos en el Mundial, un solo tocado en el ultimo asalto ante el francés Jeannet privo al equipo español de subir a lo mas alto del podio. En Pekín, donde parte como decimoquinto clasificado, afrontaba su primera cita olímpica y no lo pudo hacer de mejor manera.
No tuvo suerte en el sorteo y su cuadro estaba plagado de dificultades, su primer rival en la ronde de 32 fue el surcoreano Kin, decimoséptimo del ranking mundial, del que se deshace en un apretado 15-14. Ninguno de los dos
tiradores ha logrado escaparse en el marcador y es en el momento final del Tercer asalto cuando José Luís Abajo logra la ventaja definitiva.
Ya en octavos se enfrenta al francés Jerome Jeannet, hermano de su verdugo
en el mundial, numero uno del mundo y máximo favorito al triunfo. Pero en esta ocasión el madrileño da todo un recital y vence con total comodidad por 15-9, al final del primer asalto (6-2) ya esta todo encarrilado.
El siguiente obstáculo lo constituye el italiano Confalonieri, otro de los outsider al cajón en Pekín. José Luís
Vuelve a tener un combate muy disputado, al término de los dos primeros asaltos el trasalpino domina 9-8 pero Abajo vuelve a demostrar su mejor fondo y que termina los combates de forma esplendida para ganar de nuevo por la mínima (14-13). José Luís ya solo esta a un paso de la final pero en su camino se encuentra con otro italiano Matteo Tagliarioli, cuarto del escalafón mundial, y un verdadero “coco”. Nuestro tirador nunca le pierde la cara al italiano. Gana el primer parcial 6-4, Tagliarioli dan la vuelta al marcador en los segundos cinco minutos (9-11) y mantiene esa ventaja en el último asalto que acaba 15/12 para el futuro campeón olímpico.
La lucha por el bronce le enfrenta a un viejo conocido, el húngaro Boczko, que le ha derrotado recientemente en las finales de la Copa del Mundo de Paris y Montreal en el 2007.
Los dos tiradores saben lo mucho que esta en juego y toman toda clase de precauciones, Boczko toma ventaja pero José Luís logra igualar al término del primer asalto. Ahora es “Pirri” quien toma la iniciativa y logra despegarse con dos tocados al comienzo del segundo asalto pero el húngaro vuelve a lograr la igualada y con empate a seis se inicia el asalto definitivo. Cualquier error es definitivo y tan solo un nuevo tocado sube al marcador de cada espadista, lo que hace necesario recurrir al tocado de oro.
Es un minuto a cara o cruz donde José Luís Abajo parte con la ventaja de haber ganado el sorteo de la preferencia, que le daría la medalla en caso de acabar en
Le daría la medalla en caso de acabar en empate el asalto
Pero ello no va a ser necesario porque después de varios escarceos y ataques fallidos llega el tocado definitivo o de José Luís a cuatro segundos del final.
Han sido horas de tensión que ahora se desbordan en alegría. José Luís se salta el protocolo y se lanza a las gradas donde esta su mujer, Lucia, su madre, su hermano y un grupo de amigos que le han acompañado desde Madrid y se han quedado afónicos de tanto animarle.
En la capital le espera su otra Lucia, su hija de tan solo cuatro meses, y que como el propio Abajo reconoce ha sido su motor durante la competición.
“Pirri” apodado así por su abuelo por los tebeos del gato Pirracas hace historia, logra la primera medalla olímpica de la esgrima española, la segunda de la representación hispana en Pekín que le permite entrar en el libro de oro del olimpismo de nuestro país.
En Madrid llegaran los reconocimientos para un deportista, que como muchos otros, están en el anonimato años y solo salen a la luz cuando alcanzan el podio en las citas olímpicas.
Aunque en su caso el protagonismo de Pekin va a tener continuación un año después en los Mundiales de Turquia donde de nuevo “Pirri” se va a colgar el bronce en un torneo perfecto donde solo perdió un combate, el de semifinales ante el que luego seria sorprendente vencedor, el ruso Avdeev.
El exito continua y los Juegos de Londres están a la vuelta de la esquina.
Ni el haber sido asesor de Viggo Mortensen para la película “Alatriste” le había dado la fama que ahora, justamente, tiene.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada